¿Sabes Cuál es tu Somatotipo? - Su relevancia en el Desarrollo Muscular

A pesar de que la Teoría del Somatotipo fue elaborada por el psicólogo William H. Sheldon en su afán por explicar algunos aspectos conductuales tomando como base la composición corporal del individuo, la clasificación que propone ha sido de gran utilidad para la personalización de los programas de entrenamiento físico. Por tanto a continuación aprenderás a identificar tu tipo somático y como debe ser tu entrenamiento.

Somatotipo y desarrollo muscular

Cuales son los Somatotipos y sus caracterísiticas

Sheldon propuso la existencia de 3 tipos de composiciones corporales, las cuales han sido criticadas calificándolas de ambiguas, en especial para el campo de la psicología. Sin embargo, en el campo del físico-constructivismo, esta clasificación de somatotipos puede darnos algunos conceptos generales relevantes para el incremento muscular.

Ectomorfos 


Son aquellos percibidos como débiles o flacuchos, debido a su complexión delgada. Son de tejido muscular y adiposo escaso, brazos largos, delgados y espalda angosta. Poseen un metabolismo muy acelerado, lo que les impide ganar peso y masa muscular rápido. Y también por todo esto, su fuerza es reducida.


Son los clásico que pueden llegar a pasar meses levantando pesas sin que se les note mucho el progreso, e incluso si llegan a descansar pueden perder lo que habían logrado rápidamente. Por lo cual, existe un alto grado de deserción para este grupo. Es recomendable que sus rutinas sean cortas pero intensas, sin sobrepasar los 45 minutos incluyendo lo menos que se pueda de ejercicios aeróbicos. Su dieta debe ser de alto contenido calórico.


Mesomorfos


Son aquellos que parecen estar diseñados para poseer un cuerpo atlético y musculoso. Son fuertes y de espalda ancha por naturaleza. Su metabolismo es rápido pero sin exagerar, permitiéndoles subir o bajar de peso fácilmente.


Casi cualquier rutina de ejercicio parece funcionarles a la perfección debido a su alta capacidad para desarrollar músculos. Sin duda es el somatotipo que todos quisieran tener debido a su facilidad para mantenerse fornidos. Aunque también, si descuidan su alimentación y rutina de ejercicios, con el paso del tiempo pueden desarrollar flacidez y sobrepeso. Su constitución es para estar activos y así deben permanecer.

Somatotipo y desarrollo muscular

Endomorfos


Este es el grupo de los gorditos. Su estructura ósea es gruesa, con tejido adiposo abundante y músculos débiles, por esto mismo tienden a cansarse más rápido a la hora de entrenar. Su metabolismo es lento, por lo que no gastan su calorías a plenitud lo cual facilita que se les acumule en forma de grasa.


Su rutina debe ser muy intensa, con buena carga de ejercicio anaeróbico y cardiovascular. Su dieta debe ser muy rígida en calorías, dándole mayor peso a los proteínas y reducir o en su defecto, abolir de ella las grasas saturadas y los carbohidratos simples. Esto para que les permita reducir el tejido adiposo y aumentar el tono muscular y la velocidad metabólica. Este grupo es quizá el que más grado de deserción tiene debido a lo estricto de su programa de entrenamiento y por no ver resultados rápidos.

Somatotipo y desarrollo muscular

Como saber cual es tu Somatotipo 

Una de las críticas a esta clasificación propuesta por Sheldon es la ambigüedad, ya que no abarcan todos los tipos de composiciones corporales que existen, por lo que es probable que al leerlo quizá te hayas percatado que tienes características de al menos dos de ellos. Por lo que quizá te sea más difícil definir cual es tu somatotipo. Además, estas características tienden a cambiar con el paso de los años y más aún al pasar los 30 y no has realizado trabajo de musculación.

Ahora bien para saber en que grupo puedes encajar es importante que recuerdes como eras de niño, es decir, si eras el clásico niño obeso, el que casi no hacía ejercicio pero estaba flaco y era medio delicado, o el que se metía a todos los deportes con actuaciones destacadas. Después, compáralo con tus rasgos actuales para definir en que punto encajas.

Por ejemplo, si eras el niño deportista, pero ahora debido a inactividad u otras circunstancias te has puesto rellenito, eres un tipo Meso-Endomorfo, por lo que necesitarías una rutina y dieta algo estricta para que puedas volver a acelerar el metabolismo, al tiempo que regresas la fortaleza a los músculos.

Como verás, el conocer tu Somatotipo es importante ya que permite establecer la rutina y régimen alimenticio que te permitan obtener desarrollar la masa muscular libre de grasa de forma rápida y constante. Si sientes que en estos momentos no estas viendo resultados, quizá es momento de revisar este punto que te permita realizar los cambios necesarios para optimizar tu entrenamiento.

El Sistema "Somanabólico Maximizador de Músculos" te permite desarrollar un programa de alimentación y ejercicios de acuerdo a tus características físicas, incluyendo por supuesto, tu somatotipo. Además de incluir otros métodos con lo que sin duda lograrás incrementar de forma sorprendente tu Masa Muscular rápidamente.